Periodismo desde dispositivos de 100 gramos

Reservar un lugar para hacer una entrevista, retransmitirla en directo y elaborar un reportaje que conjugue texto, imagen y vídeo son solo algunas de las tareas que un periodista puede hacer desde un equipo de poco más de 100 gramos de peso gracias a la emergencia de dispositivos y aplicaciones móviles.
Las nuevas tecnologías han cambiado la forma en que se desempeña la labor periodística: el usuario desea acceder a la información de forma instantánea y los informadores han tenido que adaptarse a un contexto de constante urgencia.
Pero también, y pese a la adversidad derivada de la crisis económica, esforzarse por desarrollar trabajos analíticos más reposados y complementados con materiales en todo tipo de formatos.
“Hoy más que nunca se requiere de alguien que verifique, contraste, contextualice, filtre y clasifique la nueva sobreabundancia de información. (…) Si hay alguien que haga profesionalmente ese trabajo es el periodista”, ha indicado a Efe el consultor y responsa104309050ble de Cobertura Digital, Christian Espinosa.
Los periodistas pueden aprovechar las nuevas tecnologías para, a su juicio, emprender el desarrollo de nuevos medios especializados, impulsar la marca personal para el trabajo independiente (gracias al potencial de las redes sociales), conectar e interactuar con fuentes y acceder y recuperar datos.
El proceso de informar es más dinámico que nunca, el directo se ha impuesto.
Y no es que solo los portátiles se hayan aligerado y cada vez sea más frecuente ver a periodistas que dejan de lado el ordenador y trabajan con tabletas y teléfonos inteligentes.

LAS APPS
Las aplicaciones móviles se erigen en aliadas de la función periodística: editar vídeo, grabar audio, reservar un lugar para una entrevista, hacer gráficos ilustrativos, escribir en equipo o emitir en directo son tareas que un periodista puede hacer con un teléfono inteligente de poco más de 100 gramos de peso.
Y hay mucha vida más allá de los archiconocidos gestores de documentos (Office, iWorks) y de las herramientas de almacenamiento en la nube (Google Drive, Dropbox, Onedrive, iCloud).
“Para los periodistas es apasionante el momento en el que vivimos. Hay tantas aplicaciones para seguir avanzando y contar tus propias historias sin depender de nadie…”, ha sostenido la fundadora de Tablet Army, Ana Ormaechea.
Ormaechea ha recomendado Storehouse, una aplicación que permite elaborar, en pocos pasos, narraciones muy visuales que combinan texto, vídeo e imágenes.

El director de estrategia de Weblogs SL, Antonio Ortiz, ha destacado la importancia de disponer de copias automáticas de seguridad de documentos sensibles: por ejemplo, del sonido captado por una grabadora o de las imágenes tomadas en viajes y eventos, algo “muy interesante para reporteros en situaciones complicadas” que puedan ver peligrar sus equipos.
Para ello, él recurre a Dropbox y Google +.
Por otra parte, en el campo de la edición de vídeo, Espinosa ha seleccionado Cute Cut Pro y Animoto, mientras que para la retransmisión de vídeo en “streaming” hay algunas como Ustream, Twitcasting o la española Wouzee. Snapseed o Camera + serían sus homólogas en fotografía.
El trabajo conjunto de distintos miembros de una redacción adquiere cada vez mayor relevancia y hay muchas herramientas que permiten la creación y edición colaborativa.
El directivo de Weblogs SL opta por Hipchat para coordinar en tiempo real al equipo editorial, por Trello para asignar tareas y establecer un calendario y por Evernote y Onenote para organizar temas, reportajes y fuentes a medio plazo.
Desde The App Date han destacado Heard, una grabadora que capta hasta cinco minutos de sonido previos al momento en el que el usuario pulsa el botón de grabar.
También Jelly, diseñada para que un usuario lance preguntas a la comunidad, y Crowdpilot, con la que se puede acceder a expertos que sirvan como fuentes de un tema técnico.
Añaden By Hours, una aplicación para conseguir una habitación de hotel por horas, útil para disponer de un espacio para una entrevista.

NUEVOS MEDIOS

Con la movilidad cambian los formatos, también la forma en la que se recibe y consume la información. Cobran relevancia los agregadores, contenedores y descubridores de contenidos, como Feedly, Pocket, Prismatic o Flipboard: “Porque antes de escribir hay que leer mucho”, ha incidido Ortiz.

Y surgen nuevos medios. Por ejemplo, “Circa” está diseñado para lectura en móvil, “Medium” es una plataforma para que cualquiera pueda publicar contenido y “Vox” defiende el uso de la tecnología como complemento ideal del contenido de calidad.
Esta tan solo es una pequeña selección de un mar de aplicaciones que no deja de crecer.
Eso sí, al final, por mucho que cambie el proceso y la forma de hacer periodismo, el éxito reside en ser testigo de una buena historia y saber contarla.

.

FUENTE: EFE/Violeta Molina

Advertisements

Leave a Reply

Fill in your details below or click an icon to log in:

WordPress.com Logo

You are commenting using your WordPress.com account. Log Out / Change )

Twitter picture

You are commenting using your Twitter account. Log Out / Change )

Facebook photo

You are commenting using your Facebook account. Log Out / Change )

Google+ photo

You are commenting using your Google+ account. Log Out / Change )

Connecting to %s